La puerta

Desde luego este es un caso de puerta entre dimensiones.

Con el tiempo, y después de estudiar muchos casos, hemos llegado a la conclusión de que cuando el sol se encuentra en la posición contraria a alguna estrella, o agujero negro, o no sabemos que, las fuerzas de los dos objetos se juntan y en el lado más alejado del sol puede, en sitios impredecibles y en momentos siempre hacia la media noche, abrirse una puerta. Comienza débil y por poco tiempo, llega a su cenit a los pocos días y luego, se va acortando el tiempo en que está abierta, y desaparece. No siempre es así, hay veces que solo pasa una vez, pero nunca hemos visto nada que dure mas de una semana.

Es inútil darle documentación al estado, o la policía o a otras fuerzas del orden. No nos creerían. Pero nosotros vemos continuamente desaparecer personas y, suponemos, que una parte de ellas habrán acabado en las fauces de aquellos animales semi-humanos.

Por esta razón, si estás leyendo estas líneas, si notas ruidos extraños, asegúrate de que son los crujidos de los muebles, o un ratón tirando platos en la alhacena, porque también es posible que, esta misma noche, tengas una pequeña puerta abierta a ese mundo de horror cerca de ti. Pero sigue soñando aunque, a lo mejor, con la verdad, te engaño.


Autor: Francisco Oltra Mollá


Sigue