Mesxicotet

una imagen

Crónicas de Mesxicotet

Perdonarme que empiece esta pequeña historia de mis andanzas a una temprana edad en la que estaba terminando mis estudios de periodismo, pero creo que es una muestra de lo que luego sería mi vida en la que las cosas más extrañas han pasado y siempre parece que llevo a un ángel de la guarda con ganas de juerga a mi lado.


Fragmento de El violón.

Abro con cuidado la ventana. Está oscuro. A la luz de la luna veo que Rosa me espera en la cama. La insinuación no puede ser más clara. ¡Pues me desnudo y me meto rápidamente!

Y lo hago.

Parece que está dormida... ¡Rosa, Rosa, soy yo, despierta! -le digo en un susurro.

Ya despierta.

-¡AAAAAAAAA AAAAAAAA AAA HHHHHHH HHHHHHHHH!

¡Eh! ¿Qué pasa? Esta no es Rosa... ¡Coño, si es Finita!

-¡UN VIOLON! -exclama la susodicha al tiempo que me agarra con fuerza, inusitada en una mujer mayor, de mis bienes más preciados.



Mesxicotet

Mesxicotet es un pueblo como tantos otros del interior de Valencia. Sus historias nos las cuenta en el libro el periodista Paco Plumillas y las anecdotas que se pueden leer en las páginas de esta web en el famoso periódico internacional "Tontunas New".

Fragmento de Una de fantasmas.

-Es que estábamos muy enamorados -¡Joder que gusto tenía el chaval!

Y la buena señora que cambia de postura y al roce del cojín con el fondo de la silla que se pone en marcha el vibrador. Como nadie sabe que está allí, nadie sospecha nada, excepción mía que oigo el tenue siseo y la tal Eduarda a la que se le empieza a desencajar el rostro.

-¡Emilo, Emilio! -dice retorciéndose las manos- ¿Eres tu Emilio? ¡Hasta desde el más allá reconozco tu lengua! ¡Hay Emilio! ¡Para por Dios que no estamos solos!


Lea en cualquier lugar y momento nuestras historias y artículos gratuitos escaneando el codigo QR