Artículos e historias

Pequeñas historias

La justicia del rey

Un arcediano de la iglesia de Sevilla mató a un zapatero de la misma ciudad, y un hijo suyo fue a pedir justicia; condenó el juez de la Iglesia al asesino a que no dijese misa un año.

De allí a pocos días, el rey don Pedro vino a Sevilla, y el hijo del muerto se fue al rey y le dijo cómo el arcediano de Sevilla había muerto a su padre. El rey le preguntó si había pedido justicia. El le contó el caso como pasaba. El rey le dijo:

— ¿Serás tú hombre para matarle, pues no te hacen justicia? Respondió: —Sí, señor.

—Pues hazlo así—dijo el rey.

Esto era víspera de la fiesta del Corpus Christi. Y el día siguiente, yendo el arcediano en la procesión cerca del rey, dióle el mozo dos puñaladas y cayó muerto.

Prendióle la justicia, y mandó el rey que lo llevasen ante él. Y preguntóle por qué había muerto a aquel hombre.

El mozo dijo:

—Señor, porque mató a mi padre, y aunque pedí justicia, no me la hicieron.

El juez de la Iglesia, que cerca estaba, respondió que se la había hecho, y muy cumplida. El rey quiso saber la justicia que se le había hecho. El juez respondió que le había condenado que en un año no dijese misa. El rey dijo a su alcalde:

—Soltad este hombre, y yo le condeno que en un año no cosa zapatos.


PortadaOtra historia



¿De donde viene...

"Quedarse a la luna de Valencia"?

Grabado antiguo con las torres de Los Serranos.

Poca gente conoce cuándo visita la ciudad, de dónde viene la frase hecha: "a la luna de Valencia".

Valencia es una ciudad amurallada, de la que sólo quedan algunas de sus puertas, como las Torres de Quart y las Torres de Serrano.

Antiguamente, había un toque de queda que cerraba la entrada a la ciudad por estas puertas, y todos los viajeros que llegaban más tarde, no tenían más remedio que pasar la noche "a la luna de Valencia".



Mi calle de Jesús

Estamos en 1950. La guerra hace tiempo que terminó pero las últimas consecuencias de una guerra fratricida todavía llena de dolor a muchas familias Españolas.

Y allí, en la ciudad del Turia comienza esta historia. Son historias de un barrio, de mi barrio de Jesús. Historias de dolor y de alegría, de un padre anarquista y policía que dio su vida por unos ideales precisamente cuando dejó de creer en ellos.

La historia la modelan los que mandan en cada momento y te obligan a pensar como a ellos les interesa manipulando desde la Tv, el Cine, etc.


Lea en cualquier lugar y momento nuestras historias y artículos gratuitos escaneando el codigo QR