¡A las pequeñas ni me las toque!

Cuando se critican otros tiempos pasados y ves que están mintiendo, te da la sensación de que están burlándose de ti.

Yo no quiero meterme en cuestión de política que me importa un pepino, ni comparar con que ahora hay lavadoras que te hacen el trabajo o que la medicina cura cosas que antes no se podía. ¡Pues claro! Pero eso es la técnica, hace unos años se vivía con la mecanización que había y los conocimientos de entonces y ahora con los que hay. No tiene nada que ver con las personas. Contaré pues algunas anécdotas de Juanito Feliz en los años sesenta y ustedes juzgarán si la gente se preocupaba más o menos del ciudadano, comparándolo con la actualidad. No hay nada inventado, todo son recuerdos personales.

La navidad estaba cerca y mi tío Luis tenía por costumbre visitar a un amigo suyo, inspector de hacienda, y regalarle un decimito de lotería. Una manera como cualquier otra de que se acuerden de ti.

Nos recibió y al cabo de un rato de conversación con mi tío, su secretaria le indicó que tenía una llamada urgente y que, disculpándose con nosotros, atendió inmediatamente.

Cuando terminó, colgó el teléfono y le comentó a mi tío.

-Luis, termina de llamarme Madrid y me dicen que hace falta dinero, que salgamos a hacer inspecciones y multar a las empresas que están llevando mal las cosas.

-Fulano, -le dijo mi tío- échame un cable y a ver si se os olvida pasar por la mía.

El hombre se sonrió y le dijo a mi tío.

-No te preocupes Luis, lo primero que me han dicho es “sólo las grandes, a las pequeñas ni me las toquen”.

Cuando veo la rapiña que hay hoy en día sacando hasta las entrañas si pudieran para repartirlo en chiringuitos, amiguetes, asesores, polticastros, etc... Yo, Juanito Feliz me digo: Yo no soy político, ni periodista, ni milito en ninguna de las agrupaciones que el único trabajo que tienen es sacar tajadas con cualquier escusa, me digo: Juanito, ¿Tu vives mejor?

Pregunta tonta 01

Un niño nace en 2022 el 31 de diciembre.

Media hora después muere tras pasar el meridiano de la fecha y ser ya el 2023.

Legalmente ¿ha vivido un año? Físicamente solo media hora.

Supongamos que una herencia dependa de que se tengo un hijo y viva un año como mínimo.

¿Se cobraría esa herencia?

  1. Mesxicotet
  2. Cuentos
  3. Anecdotas
  4. Preguntas tontas
  5. Cuando yo era pequeño

Estamos en un tiempo extraño. Un tiempo en que, en pocos años, se ha conseguido que nos odiemos entre nosotros, un tiempo en que se llega a extremos de no valorar cosas tan importantes como la educación. Todo esto está dirigido, nada es casual.

La puntilla la van a dar con unas leyes que facilitan la incompetencia y matan el esfuerzo personal.

Cada vez se lee menos porque no se practica, hasta los libros nos los dan hablados. Y algo tan importante como la posesión del segundo idioma más hablado del mundo se cuestiona y se intenta desmerecer frente a otras lenguas, importantes, pero infinitamente mas locales y, por lo tanto, con una mínima proyección global en el mundo del estudio y del trabajo.

Nada es casual, si ya los niños no saben leer porque no se les enseña bien, ¿como van a hacerlo en un idioma que no han aprendido? Se verán obligados, los menos favorecidos, a perder un bagaje cultural de cientos de millones de historias y a enclaustrarse, en un época de globalización mundial, en pequeños terruños o reino de taifas que pondrán muy difícil el salir al mundo con unos conocimientos amplios. Porque nadie conoce en que comarca o país tendrá que trabajar mañana y la competencia, por cuatro puestos que no habrán sido asignados a los robots, será feroz.

Gastronomía

Saludos

  1. Mesxicotet
  2. Cuentos
  3. Anecdotas
  4. Preguntas tontas
  5. Cuando yo era pequeño

Que duda cabe de que la preocupación primordial del ser humano es comer y reproducirse.

En lo básico nos diferenciamos muy poco de los animales y, en muchos casos, salimos perdiendo en la comparación.

Así pues, el discutir sobre estas cuestiones es de otra sección. En esta nos vamos a centrar en intentar que la tarea del comer nos sea, placentera, alegre, sabrosa, rápida...

¡Que no te engañen!

Esto NO es una paella valenciana.

Esto SI es una paella valenciana.