Anecdotas de un comercial

Como perforar tarjetas.

Los asesores han protagonizado muchas anécdotas.

Tener en cuenta que una L5000 costaba 1.500.000 pts y yo cobraba un buen sueldo de 25.000 pts. Un asesor al que le fuera a untar la casa vendedora con una comisión podía llevarse como poco un 5% que serían 75.000 pts o sea 450 €.

Nosotros no pagamos nunca comisiones, pero era bastante frecuente hacerlo.

En la presentación que hacíamos ese día teníamos como competencia al ordenador Español FACTOR. Naturalmente el cliente vino acompañado de su asesor.

Nosotros teníamos una ventaja cuando el cliente necesitaba tarjetas perforadas y era que la nuestras eran de 96 columnas y las normales era de 80. De este modo contenían más información.

Como era de esperar el asesor, pagado por Factor, iba poniendo pega sobre pega. El pobre hombre no conocía el humor negro de la oficina valenciana. Y es que contra esta empresa teníamos una bala en la recamara ya que ellos tenían maquina lectora de tarjetas, pero no podían perforarlas. Naturalmente el comprador confiaba en su asesor y no conocía nada de esto y nosotros, con toda la mala idea teníamos el perforador escondido.

Cuando ya terminábamos la demostración esperamos que el asesor fuera sacando toda la batería de inconvenientes. Nosotros rebatíamos y se demostraba la superioridad de nuestra máquina.

El pobre hombre que veía desaparecer su suculenta comisión se estaba poniendo ya nervioso. Sacamos el lector de tarjetas y lo pusimos sobre la máquina. Aquí pensó que podía meternos un tanto puesto que el de Factor era más barato. Nosotros, apenados, reconocimos aquella pequeña diferencia económica y vimos dibujarse una sonrisa en la cara del hombrecillo.

Pero entonces sacamos el perforador de tarjetas y le dijimos.

-Y con la máquina que usted le propone comprar...¿cómo va a perforar las tarjetas?

Le cambió el rostro y fue tanta la rabia que le dió que nos dijo...

-Clac, clac, clac...con los dientes.

Entendamos que el clac lo hacía con los dientes.

Lo sentimos pero se quedó usted sin la comisión.

(*) Las empresas que tenían lector de tarjetas pero no tenían perforador tenían que ir a NCR que les alquilaba por horas el ordenador y su perforadora de tarjetas.

www.comarcarural.com



Hablemos de...
El enemigo necesario 1/2

¿Qué sería de este mundo sin ese enemigo que da tanto juego?

Cualquier dictador, sinvergüenza, sin escrúpulos e inclusive bienintencionados pero con ganas de tener borregos en su rebaño, necesitan un enemigo.

Los salvapatrias necesitan un enemigo que es el culpable de todo. Inclusive Dios necesitó al diablo. El diablo procura nuestro mal y Dios es todo bondad.

¿Qué sería de ese equipo de futbol sin su odiado enemigo? ¿Cómo pasarían el lunes los seguidores de ellos sin poder comentar que el nuestro jugó bien y el otro es un tramposo? ¿Y que sería del estado que tendría que inventar algo para que se preocuparan de ello sin comentar las mentiras y robos del político de turno?

¿Qué sería de la izquierda sin su odiada derecha? Todo lo malo lo ha hecho el contrario. Lo bueno lo oculto. Si el pueblo me pide que de armas a los niños, procuraré buscarme una escusa y dárselas. Cuando venga el problema ya lo intentará arreglar el otro y yo lo criticaré.

¿Qué sería del feminismo sin su odiado macho dominante? Ese ser que procura nuestro mal, y que hay que criticar y mostrar lo malo y violento que es, aunque sea con mentiras, aunque sea de manera subliminal en programas como Los Simpson que muestran que TODOS los machos son burros, violentos, guarros y torpes y las féminas son dulces, limpias, listas etc...