Anecdotas de un comercial

¡Estropeaban la máquina!

Vendí una L-5000 a una fábrica de tejidos.

La instalación fué sin ninguna complicación y los programas ya los tenía hechos por mi tal como cuento en otra anécdota.

Terminados ya los últimos arreglos de la programación, quedaba la máquina preparada para poder hacerle algunas pruebas e ir modificando, si todavía quedaba algo sin importancia, sobre la marcha.

Hay que tener en cuenta que el software se tenía que "compilar" y esto no era en la propia máquina.

Los lenguajes de programación entonces estaban en mantillas y todavía no teníamos ninguno de mayor facilidad como el COBOL. Se escribían unas instrucciones muy básicas como EB05 que eran perforadas en una cinta y luego leídas por un "compilador" que nos daba otra cinta con el programa. Esta cinta es la que leía la máquina para poder funcionar de acuerdo con esas instrucciones.

Así pues, yo pasaba la cinta a la máquina del cliente y él después miraba a ver si salía, más o menos, como él quería.

Pero de repente empezó a llamarnos el cliente diciendo que la máquina no funcionaba.

Carlos (el “mecánico” al que llamábamos “aceitera”) y yo nos pasábamos por el cliente a ver qué le pasaba y todo eran cosas muy sencilla. Unas veces había alguna tarjeta suelta, otra un cablecito, etc

Cuando esto se repitió ya muchas veces y el cliente ya nos decía que la máquina era una porquería, Carlos me dijo que todo eso no podía ser, que a guíen estaba manipulando la máquina.

Lo hablamos con el cliente que,comprensivo, nos dijo que también él había pensado en algún momento que podía haber algo de malas intenciones hacia la máquina por parte de su personal.

Al cabo de unos días nos llamó pidiendo disculpas porque habían pillado al contable manipulando el interior de la máquina e intentando aflojar algunas de sus conexiones.

El hombre estaba segurísimo de que la L-5000 podía quitarle el puesto de trabajo.

Se le convenció que lo único que haría sería hacérselo más rápido y cómodo. Lo entendió.

Cosas de los sesenta.

www.comarcarural.com



Hablemos de...
Los caracteres digitales

Voy a explicar una cosa que para cualquier informático por poco que sepa es mas básico que saber las vocales. Pero para los que no lo son quizás sea interesante y una curiosidad.

¿Alguna vez se han preguntado como es posible que con ceros y unos se pueda decir y hacer prácticamente todo?

Lo vamos a explicar. Las primeras maquinas, las instrucciones básicas se le decían con una serie de 8 puntos llamados octetos. Cada uno de los puntitos se llaman bits y el octeto se llama byt. Un kb son mil byte.

Entendamos primero que los números que no son en módulos de 10 como lo entendemos, son módulos 16 y se llama lenguaje hexadecimal. Con 4 bits se representan los 16 números.

Los cuatro bit activos sería el 15 (1+2+4+8) añadimos el cero y ya tenemos dieciséis números representados con solamente 4 bits.

La máquina leería de cuatro en cuatro (no es así pero es para hacerlo muy sencillo).

Si ponemos cuatro ceros 0000 como no hay ningún 1 es un cero.

Si lee 1000 como el uno es el primero seria el numero uno.

Si lee 0100 como ocupa la posición segunda seria un dos.

Y si el activo es el tercero ¿un tres? No, esto 0010 es un cuatro. Y esto 0001 un ocho.

¿Como puede leer un tres? Fácil 1100 o sea uno y dos son tres. ¿y cinco? Pues así 1010 uno y cuatro es cinco.

¿Que numero es este 1111 ? El quince; uno mas dos mas cuatro mas ocho.

Como un octeto tenía 8 bits también entraban todas las letras.

Conforme las instrucciones en las máquinas tiene mas bits, pueden interpretar con una sola lectura instrucciones más ámplias por lo que son mas potentes y mas rápidas.

Es como si nosotros leyéramos letra a letra o de una toda la pagina del libro.