La barraqueta


Valenciano

Tinc una barraqueta que no té trespol que no té trespol, que no té trespol.

Per la matinaeta ja li pega el sol ja li pega el sol, ja li pega el sol.

Trulla que trullara que trullará. 

I com és xicoteta no paga lloguer no paga lloguer, no paga lloguer,
perqué era dels meus pares
 i és pels meus xiquets,
és pels meus xiquets,
és pel meus xiquets.

Dins jo tinc un armari molt ben arreglat molt ben arreglat, molt ben arreglat,
amb tres culleres velles i un plat foradat i un plat foradat i un plat foradat.

Tinc un canteret d'aigua i tres botes de vi tres botes de vi, tres botes de vi
i un setrillet que és d'alló més fi que és d’alló més fi, que és d’alló més fi.

Trulla que trullará que trullará que trullará.

Español

Tengo una barraquita 
que no tiene techo

de madrugadita ya le 
da el sol

Muele que muele que molerá

Y como es pequeñita no paga alquiler

porque era de mis padres y es para mis niños


Dentro tengo un armario muy bien arreglado

con tres cucharas viejas y un plato agujereado


Tengo un cantarillo de agua y tres botas de vino

y una aceitera que es de lo mas fino


Muele que muele que molerá.


Nuestro himno

Según la Ley 8/1984, de 4 de Diciembre, la Comunidad Autónoma de Valencia cuenta con su propio himno.
Su origen se remonta a la Exposición Regional celebrada en el año 1.909. El himno oficial para esa exposición, fue refrendado por los Alcaldes de Alicante, Castellón y Valencia, en el año 1.925, y hoy es el himno oficial de la Comunidad Valenciana.
La letra es del autor Maximiliano Thous Orts, y la música fue compuesta por el maestro José Serrano Simeón.

Publicaciones

El barrio de Jesús.
Es la historia real de la familia del autor que comienza con la muerte de su padre, en 1950, al ser confundidos por la guardia civil con Maquis, cuando ellos solo pretendian pasar a Francia a trabajar.
Retrocede al 1935 y cuenta con historias acaecidas a su familia, y a él mismo a partir de 1948, los días amargo y alegres de aquel periodo. Sin color político y demostrando que los buenos no eran tan buenos y los malos tampoco eran tan malos.
Para más información pulse en el libro