Jota de Xativa por Pep Botifarra


Valenciano

Dos alcaldes se baralles
per un hortet que tinc jo
per a fer xalets de luxe
i plantar-me un camp de golf.
Vés tranquil·leta filleta,
no em picarà pollastret,
que la terreta dels iaios
no la vendré a un foraster.
Ma mare m'envia a escola
per a aprendre valencià,
i ara que ja sé parlar-lo
ningú me'l deixa parlar.
La de la panxa pelà
ja no la vorem més.
S'ha fet nòvio a Mallorca
i parlen per internet.
L'ofici de cantaor:
passar gana i tindre set.
Apague el mòbil senyora
i destape'm el vinet.
A ton pare l'han vist
en el barranc de l'assut
amb les cames obertes
i pelant un tramús.

Español

Dos alcaldes se pelean
por un huerto que tengo yo
para hacer chalets de lujo
y poner un campo de golf.
Ves tranquila hijita
no te picará un pollito
que la tierra de los abuelos
no la tendrá un forastero.
Mi madre me manda a escuela
para aprender valenciano
y ahora que ya se hablarlo
nadie me deja hablarlo
La de la tripa pelada
ya no la veremos más
Se ha hecho un novio en Mallorca
y hablan por Internet.
El oficio de cantante
pasar hambre y tener set
Apague el móvil señora
y destape el vinito.
A tu padre lo han visto
en el barranco del azut
con las piernas abiertas
y pelando un altramuz.


Nuestro himno

Según la Ley 8/1984, de 4 de Diciembre, la Comunidad Autónoma de Valencia cuenta con su propio himno.
Su origen se remonta a la Exposición Regional celebrada en el año 1.909. El himno oficial para esa exposición, fue refrendado por los Alcaldes de Alicante, Castellón y Valencia, en el año 1.925, y hoy es el himno oficial de la Comunidad Valenciana.
La letra es del autor Maximiliano Thous Orts, y la música fue compuesta por el maestro José Serrano Simeón.

Publicaciones

El barrio de Jesús.
Es la historia real de la familia del autor que comienza con la muerte de su padre, en 1950, al ser confundidos por la guardia civil con Maquis, cuando ellos solo pretendian pasar a Francia a trabajar.
Retrocede al 1935 y cuenta con historias acaecidas a su familia, y a él mismo a partir de 1948, los días amargo y alegres de aquel periodo. Sin color político y demostrando que los buenos no eran tan buenos y los malos tampoco eran tan malos.
Para más información pulse en el libro