El barranc de l'assut


Valenciano

A ta mare l'han vista 
en el barranc de l'assut 
que es menjaba una coca 
que li xorraba el suc. 
que li xorraba el suc....
que li xorraba el suc....
A ta mare l'han vista
en el barranc de l'assut...

Ma mare m'envia a l'horta 
a regar el melonar 
me pegue una revolta 
i m'en vaig a festejar. 

(A ta mare ....)

Les xiques del carrer nou 
totes miren a la lluna per a fersela insolar 
i no fent cas a ninguna. 

(A ta mare ....)

En ma vida m'he rist mes 
que una nit collint tomaques 
me vaig girar i vaig vore 
una gallina amb sabates. 

(A ta mare ....)

A la vora del riu, mare 
m'he deixat les espardenyes 
mare, no li ho diga al pare 
que jo tornaré a per elles. 

(A ta mare ....)

Español

A tu madre la han visto
en el barranco del azud 
que se comía una torta
que le chorreaba el jugo





Mi madre me envía a la huerta
a regar el melonar
me doy un garbeo
y me voy a festear.



Las chicas de la calle nueva
todas miran a la luna
para hacérsela broncear
sin hacerle caso a nadie.



En mi vida me he reído más
que una noche cogiendo tomates
me giré y vi
una gallina con zapatos.



Al borde del río, madre
me he dejado las alpargatas
madre, no se lo diga al padre
que yo volveré a por ellas.


Nuestro himno

Según la Ley 8/1984, de 4 de Diciembre, la Comunidad Autónoma de Valencia cuenta con su propio himno.
Su origen se remonta a la Exposición Regional celebrada en el año 1.909. El himno oficial para esa exposición, fue refrendado por los Alcaldes de Alicante, Castellón y Valencia, en el año 1.925, y hoy es el himno oficial de la Comunidad Valenciana.
La letra es del autor Maximiliano Thous Orts, y la música fue compuesta por el maestro José Serrano Simeón.

Publicaciones

El barrio de Jesús.
Es la historia real de la familia del autor que comienza con la muerte de su padre, en 1950, al ser confundidos por la guardia civil con Maquis, cuando ellos solo pretendian pasar a Francia a trabajar.
Retrocede al 1935 y cuenta con historias acaecidas a su familia, y a él mismo a partir de 1948, los días amargo y alegres de aquel periodo. Sin color político y demostrando que los buenos no eran tan buenos y los malos tampoco eran tan malos.
Para más información pulse en el libro