El tranvia de Catarrotja


Valenciano

El tranvia de Catarroja 
era una cosa especial 
el matí eixia de València 
de vesprada arribava a Albal.

La cucaratxa, la cucaratxa 
a tots ens fa recordar 
aquell tramvia de Catarroja 
que arribava sempre tard. 

Ells llegien novel·letes 
i elles feien calcetí 
Si tancaves les finestres 
t'ofegaves allí dins. 

La cucaratxa...

Si arribava un dia a l'hora 
on s'havia de creuar 
havies d'esperar l'altre 
que sempre duia retard. 

La cucaratxa...

Uns volien troleibusos 
i això no va poder ser 
i posaren autobusos 
i quedaren tots contents. 

La cucaratxa, la cucaratxa 
a tots ens fa recordar 
aquell tramvia de Catarroja 
que arribava sempre tard.

Español

El tranvía de Catarroja
era una cosa especial
por la mañana salía de València
por la tarde llegaba a Albal.

La cucaracha, la cucaracha
a todos nos hace recordar
aquel tranvía de Catarroja
que llegaba siempre tarde.

Ellos leían novelitas
y ellas hacían calcetín
si cerrabas las ventanas
te ahogabas allí dentro.

Si llegaba un día a la hora
donde se tenía que cruzar
tenías que esperar al otro
que siempre llevaba retraso.

Unos querían trolebuses
y eso no pudo ser
y pusieron autobuses
y quedaron todos contentos

La cucaracha, la cucaracha
a todos nos hace recordar
aquel tranvía de Catarroja
que llegaba siempre tarde.


Nuestro himno

Según la Ley 8/1984, de 4 de Diciembre, la Comunidad Autónoma de Valencia cuenta con su propio himno.
Su origen se remonta a la Exposición Regional celebrada en el año 1.909. El himno oficial para esa exposición, fue refrendado por los Alcaldes de Alicante, Castellón y Valencia, en el año 1.925, y hoy es el himno oficial de la Comunidad Valenciana.
La letra es del autor Maximiliano Thous Orts, y la música fue compuesta por el maestro José Serrano Simeón.

Publicaciones

El barrio de Jesús.
Es la historia real de la familia del autor que comienza con la muerte de su padre, en 1950, al ser confundidos por la guardia civil con Maquis, cuando ellos solo pretendian pasar a Francia a trabajar.
Retrocede al 1935 y cuenta con historias acaecidas a su familia, y a él mismo a partir de 1948, los días amargo y alegres de aquel periodo. Sin color político y demostrando que los buenos no eran tan buenos y los malos tampoco eran tan malos.
Para más información pulse en el libro