Caragol


Caragol


Valenciano

Caragol, caragol
trau les banyes que ix el sol.

Ningú passa la vida
que passa el caragol,
no paga lloguer de casa
i la porta cap a on vol
i tot el que sap ho aprèn
en les fulles d'una col,
per dormir no necessita
marfagueta ni llençol.

Caragol, caragol
trau les banyes que ix el sol.

La seua vida és curta,
però passeja per on vol
de gust li cau la baba
més lluenta que el xarol.
I una nit la mort arriba
bullidet en un perol
i dins de la cassola
se'l xuplará un qualsevol

Caragol, caragol
trau les banyes que ix el sol.

Español

Caracol, caracol
saca los cuernos que sale el sol.

Nadie pasa la vida
que pasa el caracol
no paga arriendo de casa
y la lleva hacia donde quiere
y todo lo que sabe lo aprende
en las hojas de una col,
para dormir no necesita
edredón ni sábana.

Caracol, caracol
saca los cuernos que sale el sol.

Su vida es corta
pero paséa por donde quiere
de gusto le cáe la baba
mas reluciente que el charol
y una noche la muerte llega
cocidito en un perol
y dentro de la cazuela
se lo chupará un cualquiera.

Caracol, caracol
saca los cuernos que sale el sol.


Nuestro himno

Según la Ley 8/1984, de 4 de Diciembre, la Comunidad Autónoma de Valencia cuenta con su propio himno.
Su origen se remonta a la Exposición Regional celebrada en el año 1.909. El himno oficial para esa exposición, fue refrendado por los Alcaldes de Alicante, Castellón y Valencia, en el año 1.925, y hoy es el himno oficial de la Comunidad Valenciana.
La letra es del autor Maximiliano Thous Orts, y la música fue compuesta por el maestro José Serrano Simeón.

Publicaciones

El barrio de Jesús.
Es la historia real de la familia del autor que comienza con la muerte de su padre, en 1950, al ser confundidos por la guardia civil con Maquis, cuando ellos solo pretendian pasar a Francia a trabajar.
Retrocede al 1935 y cuenta con historias acaecidas a su familia, y a él mismo a partir de 1948, los días amargo y alegres de aquel periodo. Sin color político y demostrando que los buenos no eran tan buenos y los malos tampoco eran tan malos.
Para más información pulse en el libro